Emisora Escuela M21 de Madrid
15:00 a 17:00
17:00 a 18:00
Beatriz Lucas, José María Jiménez y Paz López
Equipo de Cero en Conducta y estudiantes
18:00 a 18:30
Grettel Reinoso Valdés
Grettel Reinoso Valdés
18:30 a 19:00
Fernando Roqueta
Fernando Roqueta
> Actualidad cultural > Las auténticas 'chicas del cable' en los años 20 madrileños
Telefonistas

Las auténticas 'chicas del cable' en los años 20 madrileños

17 de Mayo de 2018
Aida Nieva Muñoz

La figura de las telefonistas fue muy destacada en su época, ya que permitía a las mujeres poder ser más independientes e incluirse en el mundo laboral, convirtiéndose en mujeres modernas. Todo ello está representado en la ciudad de Madrid, donde se construyó la Compañía Telefónica Nacional de España en la céntrica Gran Vía.

Viajamos hasta los años 20, los cuales marcaron un antes y un después en la historia de Madrid. En aquellos años se construyó la famosa Gran Vía, por la que seguramente todos los madrileños hemos pasado alguna vez o incluso nos hemos llegado a hacer alguna fotografía, con su significativo cartel de colores de Schweppes.

Por aquel entonces, España estaba viviendo la dictadura de Miguel Primo de Rivera hasta 1930, que dio paso a la conocida "Dictablanda" del general Berenguer. Debido al apoyo del Rey Alfonso XIII a la dictadura, con la llegada de la Dictablanda se vio obligado a marchar al exilio.

En esta época podemos destacar una figura clave de las telecomunicaciones: las telefonistas. En un principio esta profesión se atribuía únicamente a los hombres, ya que pensaban que las mujeres no podían hacerlo por sí mismas y que tenían que estar bajo la supervisión de algún hombre directivo.

No fue hasta el 19 de abril de 1924 cuando comenzó a operar la Compañía Telefónica Nacional de España, que más tarde pasaría a conocerse como Telefónica. Más tarde, en 1929 se terminó de construir la sede de la Compañía Telefónica Nacional de España en la Gran Vía, el cual fue el rascacielos más alto de Europa en aquel momento.

Con el paso del tiempo, se empezó a incluir a las mujeres en esta profesión, la cual les permitía a muchas de ellas un grado de independencia y autosuficiencia debido a la gran represión que había contra ellas. En muchos casos, las telefonistas salían de sus pueblos para incorporarse al mundo laboral en Madrid.

Para poder convertirse en telefonista había que pasar una serie de pruebas, entre las que había que hacer un dictado, hacer operaciones matemáticas, leer un texto por teléfono y hacer una prueba de longitud de brazos.

Todo esto podemos verlo recreado en la serie Las chicas de cable, estrenada en abril de 2017, y cuya tercera temporada se espera con ganas por todos sus seguidores. En ella, podemos ver la narración del día a día de un grupo de telefonistas que ponían en contacto a la población entre múltiples referencias al movimiento feminista, ya que consideraron que las mujeres estaban cansadas de ver siempre lo mismo en la pantalla. Con ello, quisieron representar a la mujer fuerte y luchadora, como aquellas aguerridas operadoras de cable de los inquietos años 20 madrileños.