Emisora Escuela M21 de Madrid
15:00 a 17:00
17:00 a 18:00
Beatriz Lucas, José María Jiménez y Paz López
Equipo de Cero en Conducta y estudiantes
18:00 a 18:30
Grettel Reinoso Valdés
Grettel Reinoso Valdés
18:30 a 19:00
Fernando Roqueta
Fernando Roqueta
> Actualidad cultural > Emilio Lledó: “La verdadera riqueza de un pueblo es su cultura”
Emilio Lledó en La Corrala

Emilio Lledó: “La verdadera riqueza de un pueblo es su cultura”

20 de Junio de 2017
Dani Mozo | Redacción M21

ENTREVISTA EN #LACORRALA

Maestro de maestros. No se considera a sí mismo filósofo, sino Profesor de Filosofía. Nacido en el sevillano barrio de Triana el pasado 5 de Noviembre de 1927, y criado en el madrileño barrio de Vicálvaro, Emilio Lledó es un incansable buscador del conocimiento -“la verdadera riqueza de un pueblo es la cultura”, afirma- y defensor de la educación igualitaria al servicio de la libertad, la justicia  y la inteligencia.

El premio Nacional de las Letras (2014), premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades (2015) y miembro de la RAE desde 1994, ha pasado este martes por los micrófonos de La Corrala de M21, en la que se ha lamentado sobre la calidad de la formación  intelectual: “No estamos a la altura de lo que nos merecemos. Somos un pueblo lúcido e inteligente pero atontado”.

Mientras reclama una doble función en los medios de comunicación (entretener y educar) defiende a ultranza la libertad de pensamiento: “La libertad de expresión es, por supuesto, esencial, pero previamente lo importante es la libertad de pensamiento. Tener una mentalidad crítica, pensar, reflexionar, enfrentarnos a nuestros pequeños grumos ideológicos, etc”.

Su semblante reposado sólo se quiebra brevemente a la hora de defender a las Humanidades, en riesgo en los últimos tiempos: “Es un crimen lo que se está haciendo con las Humanidades”. Acerca de la identificación contemporánea del sujeto con el hecho tecnológico, afirma que “el mundo tecnológico es importantísimo, pero las Humanidades son lo que somos”. Todo esto desemboca en una situación el la que “lo grave es un ignorante con poder, un ignorante político”.

Superviviente de una guerra civil fratricida, afirma que “somos lo que hemos sido; no se puede saltar al futuro salvo desde el trampolín de la memoria, y no se debe olvidar la Guerra Civil: siniestra, monstruosa”. Sobre la II República recuerda que “con sus errores, era un sistema que iba muy en serio y por eso algunos dieron un golpe de estado para acabar con ella mediante mentalidades oligárquicas y fascistoides”.

Como buen discípulo de Immanuel Kant, emigró muy joven a Alemania con tan sólo una maleta y 6.000 pesetas, y un recuerdo inalterable en la memoria: “ De las pocas cosas de las que estoy orgulloso en mi vida, una es haber tenido el valor para irme del Madrid triste y oscuro de los años 50”. En la Universidad de Heidelberg, Lledó aprendió creando, y aprendió el valor del diálogo que reclama también para las instituciones y la vida política cuando afirma que “el diálogo cuesta porque en ocasiones significa reconocer que estábamos equivocados”.

Asegura Emilio Lledó que le repugna la corrupción: “Me parece inconcebible que los seres humanos se sirvan de esas trapisondas que provocan un daño directo en lo público”. Y se muestra estupefacto ante el apoyo a ciertos políticos: “Me sorprende que se siga votando a corruptos, a no ser que nuestra mente ya esté un poco corrompida. Creo que lo hacemos por inercia y porque es difícil tener un pensamiento crítico; por eso es tan importante la filosofía”.

En el Día Internacional del Refugiado, Lledó ha finalizado su entrevista en La Corrala con una reflexión sobre la problemática de los refugiados: “Es terrible; hay que protegerlos, pero nadie explica el verdadero porqué de esas guerras, esa venta de armas… Eso es lo primero que hay que estudiar, esa monstruosa injusticia”.

Escucha la entrevista completa aquí.