Emisora Escuela M21 de Madrid
> Actualidad cultural > De Palacio de Comunicaciones a Palacio de Cibeles
12:00 a 13:00
Juan Antonio Vázquez
13:00 a 14:00
Luis Miguel Flores (DJFlow)
15:00 a 16:00
Sonia Frías
Sonia Frías
Palacio de Correos

De Palacio de Comunicaciones a Palacio de Cibeles

06 de Junio de 2018
Marta Escudero González

Majestuoso, imponente y señorial, se levanta un edificio que preside la Plaza de Cibeles con una Diosa a sus pies.

Conocido actualmente como Palacio de Cibeles, este edificio es la sede del Ayuntamiento de Madrid desde el año 2007.

Su construcción comenzó en el año 1907, pero su inauguración oficial no se produjo hasta el 14 de marzo de 1919. Los arquitectos encargados de llevar a cabo el diseño de la obra fueron Antonio Palacios y Joaquín Otamendi, constituyendo así uno de los primeros ejemplos de arquitectura modernista. Además, el pontevedrés Antonio Palacios, dirigió algunas obras muy importantes para la ciudad, como el Círculo de Bellas Artes o el Instituto Cervantes entre otras.

Felipe II (1527-1598), conocido por algunos como ‘el Rey que inventó Madrid’, fue el monarca que convirtió la ciudad en capital de España, transformándola en centro administrativo y político. Por este motivo, Madrid cada vez crecía más en tamaño y población, siendo entonces cuando, durante el reinado de Fernando IV se construyó la Real Casa de Correos ubicada en Sol, promocionando de ésta manera la comunicación postal entre ciudades. La misma que con el paso de los años se trasladaría a Cibeles.

A finales del siglo XIX, la zona que actualmente acoge el Palacio de Cibeles, estaba constituida por los Jardines del Buen Retiro, donde se ubicaba el palacio que en el siglo XVII mandó construir el monarca Felipe IV como residencia de recreo, y que llevaba por nombre éste mismo, haciendo honor al motivo de su construcción. El lugar llegó a ser residencia oficial de los primeros Borbones, Felipe V y Fernando VI, pero con el paso de los años, el complejo real fue perdiendo importancia. Los jardines culminaban a espaldas de la Diosa que, subida en un carruaje tirado por leones, preside la plaza que lleva su nombre, la famosa Plaza de Cibeles. Este monumento, que es uno de los más representativos de la ciudad, fue diseñado por el arquitecto Ventura Rodríguez y esculpido en 1782.

Durante la Guerra de Independencia y el reinado de Fernando VII, se perdieron la mayor parte de las edificaciones que formaban el complejo de recreo, quedando únicamente parte de los jardines, los mismos que hoy conocemos como Parque del Retiro, y que en la actualidad son una de las mayores atracciones de la ciudad. Parte de éstos jardines se utilizaría posteriormente para levantar la sede de correos, telégrafos y teléfonos.

A partir de 1870 las comunicaciones se incrementaron notablemente adquiriendo un mayor auge en las ciudades, gracias a los avances en el transporte por ferrocarril, entre otros motivos. El edificio situado en sol y que había albergado los servicios de distribución postal hasta entonces, poco a poco fue quedando pequeño y obsoleto.

Surge entonces la necesidad de un nuevo edificio capaz de cubrir las necesidades de la sociedad. En 1904, la Cortes aprueban el proyecto del nuevo edificio, que se hará a través de concurso público, y que tiene como principal condición que pueda albergar tres servicios imprescindibles, el postal, el de telégrafos y el de teléfonos. Además, el lugar elegido para su construcción sería la Plaza de Cibeles, donde se encontraban parte de los edificios más importantes de la ciudad. Tan solo se presentaron tres proyectos, siendo elegido finalmente el de los jóvenes ‘Palacios – Otamendi’, que se ajustaba mejor a las exigencias y necesidades de los servicios que allí se prestarían.

Desde que fue aprobado el proyecto hasta que finalmente se pudo inaugurar el edificio que sería el Palacio de Comunicaciones, pasaron doce años en los que hubo una gran inestabilidad política que afectó a su construcción. En 1916 comenzaron a funcionar los primeros servicios postales, pese a no haber finalizado la obra, que concluiría en 1919. El presupuesto total superó en casi tres veces al inicial del proyecto.

A lo largo de su vida, este palacio ha sido testigo de muchos momentos que han trascendido en la historia de Madrid. Fue el primer edificio en que, en 1931 se izó la bandera republicana, durante la defensa de Madrid en 1939, recibió varios impactos de bala que aun hoy podemos ver en su fachada, y ese mismo año durante un corto periodo fue tomado por tropas comunistas.

Ya a comienzos del siglo XXI, con el objetivo de dar un uso más acorde a las necesidades del momento, el edificio pasa a ser la sede del Ayuntamiento de Madrid, cambiando su denominación a Palacio de Cibeles. Ésta inauguración oficial tiene lugar en 2007, y el primer alcalde que ocupa la nueva sede del ayuntamiento es Alberto Ruíz-Gallardón.

Tras varias remodelaciones de su interior, en el año 2011 se abre al público con la posibilidad de acceder al torreón central, que actualmente hace la función de mirador, ofreciendo una de las vistas más bonitas de la ciudad. Se abre también un espacio para exposiciones.

En 2015 además, Manuela Carmena anunció la reactivación de la radio municipal que se encuentra en éste mismo edificio y que lleva por nombre Emisora Escuela M21 Radio, que comenzó sus emisiones en septiembre de 2016 con una programación exclusivamente cultural.

El próximo año ésta emblemática construción cumplirá su primer siglo, 100 años que indudablemente han marcado la historia de Madrid.